domingo, 12 de julio de 2009

Maite y la alergia


Hace unos meses, noté que Maite tosía demasiado cuando había polvillo en el ambiente, o sea, cuando barría o sacudía algo. Y después empezó con broncoespasmos, cosa que jamás había tenido. Tuve miedo, porque por parte de mi marido tiene herencia de asma, así que decidí llevarla a un especialista, un alergista.


La llevé, la verdad un genio el doctor, súper amable y paciente ante los gritos desgarradores de Maite (odia a los doctores, la chiquita). Después de revisarla, me preguntó si había humedad en la habitación donde ella duerme, si teníamos gatos adentro o muchos muñecos de peluche, algunas de las cosas que desencadenan comúnmente las alergias.

Luego le hizo la prueba subcutánea en el bracito (le inyectan pequeñas cantidades de algunos alergenos, para ver si es alérgica a alguno). Salimos del consultorio, y a los 15 minutos nos llamó de nuevo. Le miró el brazo, y uno de los pinchazos estaba hecho un lombote: era el polvillo.

Nos dijo que había una inmunoterapia que podíamos aplicar, claro que no nos obligaba a tomarla, pero como nos dijo, la nena se iba a seguir atacando, los remedios para calmarla son algo pasajero y no solucionan el problema de fondo, que es la alergia.

Así que decidimos empezar con la Inmunoterapia: un frasquito de vacunas que sale $50 y dura todo el mes; se coloca en el brazo dos veces por semana, por un año.

Hasta ahora, y toco madera, no se atacó más del pecho. El drama es ponérsela, grita como un cerdito, menos mal que mi mamá es enfermera jubilada!

Acá les dejo más datos de como funciona la alergia y la Inmunoterapia.


Tratamiento de la Alergia

¿Cómo se tratan las alergias?

El tratamiento específico para las alergias será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la enfermedad alérgica.
  • Su tolerancia a medicamentos específicos.
  • Sus expectativos para la trayectoria de la enfermedad alérgica.
  • Su opinión o preferencia.

Las tres formas más eficaces de tratar las alergias son: evitar los alergenos, la inmunoterapia y los medicamentos.

¿Qué es evitar los alergenos?

Evitar los alergenos es permanecer alejado de la sustancia que provoca una reacción alérgica.

Sugerencias para evitar (algunos) alergenos:

  • Permanecer en lugares cerrados:
  • Cuando el nivel de polen es alto.
  • En los días ventosos.
  • Haga de su hogar un lugar a prueba de polvo, especialmente en el dormitorio.
  • Elimine, cuando sea posible: el alfombrado de pared a pared, las persianas venecianas, las mantas o almohadas rellenas de plumas, y los armarios llenos de ropa.
  • Lave la ropa de cama, cortinas y ropa a menudo en agua caliente para eliminar los ácaros del polvo.
  • Mantenga la ropa de cama en fundas para el polvo cuando sea posible.
  • Utilice el aire acondicionado en vez de abrir las ventanas.
  • Considere poner un deshumidificador en las áreas húmedas de la casa, pero recuerde limpiarlo a menudo.
  • Utilice mascarillas mientras trabaja en el jardín.
  • Vaya de vacaciones a la playa durante la estación más fuerte de polen.

Su médico también le dará sugerencias para evitar los alergenos que provocan las reacciones.

¿Qué es la inmunoterapia (inyecciones de vacunas antialérgicas)?

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento para los pacientes alérgicos con fiebre del heno, fiebre de asma o ambas. También se llama desensibilización, hiposensibilización, y vacunas contra la alergia. Se formula una mezcla de varios pólenes, esporas de moho, caspa de animales, y ácaros del polvo a los que el paciente es alérgico. Esta mezcla se denomina un extracto alérgico (vacuna). Administrando dosis crecientes del extracto alérgico, se estimula el sistema inmunológico natural de la persona y aprende a repeler los alergenos. Este extracto no contiene ningún medicamento tal como antihistamínicos o corticoesteroides.

¿Cómo se administra la inmunoterapia?

La inmunoterapia se aplica mediante una inyección en la piel normalmente en el tejido graso de la parte posterior del brazo. No es tan dolorosa como una inyección en el músculo, tal como lo es una dosis de penicilina.

¿Con qué frecuencia se necesitan las inyecciones de inmunoterapia?

Las inyecciones pueden administrarse semanalmente o dos veces a la semana hasta que se tolere la dosis máxima. Esto se llama la dosis de mantenimiento. Puede llevar aproximadamente un año alcanzar la dosis de mantenimiento. Al llegar a este punto, la frecuencia de las inyecciones puede disminuirse a cada 15 días, y finalmente hasta una vez al mes. Su médico establecerá el programa apropiado de inyecciones para cumplir con sus necesidades médicas.

Mejora de los síntomas e inmunoterapia:

Aproximadamente del 80 al 90 por ciento de los pacientes mejoran con la inmunoterapia. Normalmente son necesarias de 12 a 18 meses antes de notar una reducción definitiva de los síntomas de la alergia. En algunos pacientes, una reducción de los síntomas es evidente en un período de tiempo tan corto como de 6 a 8 meses.

La inmunoterapia es sólo parte del plan de tratamiento de los pacientes alérgicos. Puesto que toma tiempo para que la inmunoterapia sea eficaz, usted necesitará continuar con los medicamentos para la alergia, según le haya recetado su médico. También es importante continuar eliminando los alergenos (tales como los ácaros del polvo) de su medio ambiente.

¿Existen efectos secundarios en la inmunoterapia?

Existen dos tipos de reacciones a la inmunoterapia: local y sistémica. La reacción local es enrojecimiento e inflamación en la zona donde se administró la inyección. Si esto ocurre repetidamente, entonces se cambia la fuerza del extracto o el programa de administración.

Una reacción sistémica es la que involucra un sitio diferente del lugar donde se administró la inyección. Los síntomas pueden incluir congestión nasal, estornudos, urticaria, hinchazón, respiración sibilante y baja presión de la sangre. Tales reacciones pueden ser de hecho graves y poner en peligro la vida. No obstante, las muertes relacionadas con la inmunoterapia son poco comunes. Si ocurre una reacción sistémica, el paciente puede continuar tomando las dosis, pero de dosis más baja.


4 comentarios:

Mami de Juampi, Donato Y Giulietta dijo...

Cuando Juampi era mas chico que Maite, tendria 1 año y medio, me paso lo mismo, aparte se le ponian los cachetes rojisimos lo lleve a un alergista y le hizo unos analisis, despues de sio inmunoglobulina A (creo, hace tantos años ya) Y un tiempo despues le repitio los analisis y todo estaba bien.

Despues pasaron los años y es un chico que casi no se enferma, lo unico que cualquier pavada que tiene le sube la temperatura alta, pero eso por suerte casi ni pasa.

Un beso

MAMUCHA SILVIA dijo...

es todo un tema lo de las alergias, mi marido es alergico, creo que a todo jajaja pro suerte mi hija, no lo padecio, ni lo padece, vivimos con gatos, perros, hay polvillo, plantas en casa pero por suerte zafamos¡¡¡¡
suerte con el tratamiento¡¡
besos

Mamá de Alta Demanda dijo...

Esperemos que la nena se encuentre mejor, y ni modo, si le tienes que poner ese medicamento adelante, y de manos de tu mami que mejor.

Besos y felices vacaciones!

Carmen dijo...

hola! soy Carmen y ya me hice tu seguidora =). me parecio muy interesante tu post ya que mi niña lleva ya 6 meses en tratamientos para los broncoespasmos... y le pasa que en las mañanas cuando se despierta, estornuda y estornuda... leyendote me da la idea de llevarla al especialista.
gracias x la informacion!
CB

domingo, 12 de julio de 2009

Maite y la alergia


Hace unos meses, noté que Maite tosía demasiado cuando había polvillo en el ambiente, o sea, cuando barría o sacudía algo. Y después empezó con broncoespasmos, cosa que jamás había tenido. Tuve miedo, porque por parte de mi marido tiene herencia de asma, así que decidí llevarla a un especialista, un alergista.


La llevé, la verdad un genio el doctor, súper amable y paciente ante los gritos desgarradores de Maite (odia a los doctores, la chiquita). Después de revisarla, me preguntó si había humedad en la habitación donde ella duerme, si teníamos gatos adentro o muchos muñecos de peluche, algunas de las cosas que desencadenan comúnmente las alergias.

Luego le hizo la prueba subcutánea en el bracito (le inyectan pequeñas cantidades de algunos alergenos, para ver si es alérgica a alguno). Salimos del consultorio, y a los 15 minutos nos llamó de nuevo. Le miró el brazo, y uno de los pinchazos estaba hecho un lombote: era el polvillo.

Nos dijo que había una inmunoterapia que podíamos aplicar, claro que no nos obligaba a tomarla, pero como nos dijo, la nena se iba a seguir atacando, los remedios para calmarla son algo pasajero y no solucionan el problema de fondo, que es la alergia.

Así que decidimos empezar con la Inmunoterapia: un frasquito de vacunas que sale $50 y dura todo el mes; se coloca en el brazo dos veces por semana, por un año.

Hasta ahora, y toco madera, no se atacó más del pecho. El drama es ponérsela, grita como un cerdito, menos mal que mi mamá es enfermera jubilada!

Acá les dejo más datos de como funciona la alergia y la Inmunoterapia.


Tratamiento de la Alergia

¿Cómo se tratan las alergias?

El tratamiento específico para las alergias será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la enfermedad alérgica.
  • Su tolerancia a medicamentos específicos.
  • Sus expectativos para la trayectoria de la enfermedad alérgica.
  • Su opinión o preferencia.

Las tres formas más eficaces de tratar las alergias son: evitar los alergenos, la inmunoterapia y los medicamentos.

¿Qué es evitar los alergenos?

Evitar los alergenos es permanecer alejado de la sustancia que provoca una reacción alérgica.

Sugerencias para evitar (algunos) alergenos:

  • Permanecer en lugares cerrados:
  • Cuando el nivel de polen es alto.
  • En los días ventosos.
  • Haga de su hogar un lugar a prueba de polvo, especialmente en el dormitorio.
  • Elimine, cuando sea posible: el alfombrado de pared a pared, las persianas venecianas, las mantas o almohadas rellenas de plumas, y los armarios llenos de ropa.
  • Lave la ropa de cama, cortinas y ropa a menudo en agua caliente para eliminar los ácaros del polvo.
  • Mantenga la ropa de cama en fundas para el polvo cuando sea posible.
  • Utilice el aire acondicionado en vez de abrir las ventanas.
  • Considere poner un deshumidificador en las áreas húmedas de la casa, pero recuerde limpiarlo a menudo.
  • Utilice mascarillas mientras trabaja en el jardín.
  • Vaya de vacaciones a la playa durante la estación más fuerte de polen.

Su médico también le dará sugerencias para evitar los alergenos que provocan las reacciones.

¿Qué es la inmunoterapia (inyecciones de vacunas antialérgicas)?

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento para los pacientes alérgicos con fiebre del heno, fiebre de asma o ambas. También se llama desensibilización, hiposensibilización, y vacunas contra la alergia. Se formula una mezcla de varios pólenes, esporas de moho, caspa de animales, y ácaros del polvo a los que el paciente es alérgico. Esta mezcla se denomina un extracto alérgico (vacuna). Administrando dosis crecientes del extracto alérgico, se estimula el sistema inmunológico natural de la persona y aprende a repeler los alergenos. Este extracto no contiene ningún medicamento tal como antihistamínicos o corticoesteroides.

¿Cómo se administra la inmunoterapia?

La inmunoterapia se aplica mediante una inyección en la piel normalmente en el tejido graso de la parte posterior del brazo. No es tan dolorosa como una inyección en el músculo, tal como lo es una dosis de penicilina.

¿Con qué frecuencia se necesitan las inyecciones de inmunoterapia?

Las inyecciones pueden administrarse semanalmente o dos veces a la semana hasta que se tolere la dosis máxima. Esto se llama la dosis de mantenimiento. Puede llevar aproximadamente un año alcanzar la dosis de mantenimiento. Al llegar a este punto, la frecuencia de las inyecciones puede disminuirse a cada 15 días, y finalmente hasta una vez al mes. Su médico establecerá el programa apropiado de inyecciones para cumplir con sus necesidades médicas.

Mejora de los síntomas e inmunoterapia:

Aproximadamente del 80 al 90 por ciento de los pacientes mejoran con la inmunoterapia. Normalmente son necesarias de 12 a 18 meses antes de notar una reducción definitiva de los síntomas de la alergia. En algunos pacientes, una reducción de los síntomas es evidente en un período de tiempo tan corto como de 6 a 8 meses.

La inmunoterapia es sólo parte del plan de tratamiento de los pacientes alérgicos. Puesto que toma tiempo para que la inmunoterapia sea eficaz, usted necesitará continuar con los medicamentos para la alergia, según le haya recetado su médico. También es importante continuar eliminando los alergenos (tales como los ácaros del polvo) de su medio ambiente.

¿Existen efectos secundarios en la inmunoterapia?

Existen dos tipos de reacciones a la inmunoterapia: local y sistémica. La reacción local es enrojecimiento e inflamación en la zona donde se administró la inyección. Si esto ocurre repetidamente, entonces se cambia la fuerza del extracto o el programa de administración.

Una reacción sistémica es la que involucra un sitio diferente del lugar donde se administró la inyección. Los síntomas pueden incluir congestión nasal, estornudos, urticaria, hinchazón, respiración sibilante y baja presión de la sangre. Tales reacciones pueden ser de hecho graves y poner en peligro la vida. No obstante, las muertes relacionadas con la inmunoterapia son poco comunes. Si ocurre una reacción sistémica, el paciente puede continuar tomando las dosis, pero de dosis más baja.


4 comentarios:

Mami de Juampi, Donato Y Giulietta dijo...

Cuando Juampi era mas chico que Maite, tendria 1 año y medio, me paso lo mismo, aparte se le ponian los cachetes rojisimos lo lleve a un alergista y le hizo unos analisis, despues de sio inmunoglobulina A (creo, hace tantos años ya) Y un tiempo despues le repitio los analisis y todo estaba bien.

Despues pasaron los años y es un chico que casi no se enferma, lo unico que cualquier pavada que tiene le sube la temperatura alta, pero eso por suerte casi ni pasa.

Un beso

MAMUCHA SILVIA dijo...

es todo un tema lo de las alergias, mi marido es alergico, creo que a todo jajaja pro suerte mi hija, no lo padecio, ni lo padece, vivimos con gatos, perros, hay polvillo, plantas en casa pero por suerte zafamos¡¡¡¡
suerte con el tratamiento¡¡
besos

Mamá de Alta Demanda dijo...

Esperemos que la nena se encuentre mejor, y ni modo, si le tienes que poner ese medicamento adelante, y de manos de tu mami que mejor.

Besos y felices vacaciones!

Carmen dijo...

hola! soy Carmen y ya me hice tu seguidora =). me parecio muy interesante tu post ya que mi niña lleva ya 6 meses en tratamientos para los broncoespasmos... y le pasa que en las mañanas cuando se despierta, estornuda y estornuda... leyendote me da la idea de llevarla al especialista.
gracias x la informacion!
CB