miércoles, 19 de enero de 2011

Madre 365


Antes de ser madre una ignora TODO acerca de ser madre.
Ni siquiera tiene una pálida idea de todo lo que le tocará vivir, sentir, perder, ganar, en este maravilloso y sinuoso camino de la maternidad.
Y como siempre digo, muchas veces no hay mayor sabiduría que la ignorancia.
No hay descanso del rol de madre. Estamos (y TENEMOS que estar) disponibles las 24 horas, los 365 días del año. Y siempre listas, atentas, descansadas, dispuestas a ser despertadas a cualquier hora, interrumpidas en el baño, avergonzadas en el supermercado, manchadas con bebida y comida (por no hablar de cosas peores) y todo esto sin perder la cordura y el buen semblante.
Realmente es así? Es obligatorio tener ganas de ver mil veces la misma película de dibujitos? Es obligatorio ver tu programa favorito entrecortado con "mamá, quiero esto", "mamá, quiero lo otro"?Que te obliga a aceptar que muchas cosas de tu vida las decida una personita que apenas se ve del piso?
Para mí, eso es AMOR. AMOR, y como no hay ninguno. Porque se puede amar a nuestros padres, a nuestros amigos, incluso a nuestra pareja, pero nunca descubrí un AMOR como el que se siente por un hijo.
Al que tanta contradicción trae a nuestra vida...
Al que nos la desordena y al mismo tiempo arregla todo con una sonrisa o un abrazo.

Duele amar de esta forma.

2 comentarios:

Ann dijo...

Gracias por esto, qué lindo cuando alguien más pone en palabras cosas que uno siente y jamás podría expresar de esta manera...
Un saludo

Vanesa (Mami de Juampi Donato Y Giulietta) dijo...

hay por favor que hermoso lo que escribiste, me muero!!!!!!

un beso

miércoles, 19 de enero de 2011

Madre 365


Antes de ser madre una ignora TODO acerca de ser madre.
Ni siquiera tiene una pálida idea de todo lo que le tocará vivir, sentir, perder, ganar, en este maravilloso y sinuoso camino de la maternidad.
Y como siempre digo, muchas veces no hay mayor sabiduría que la ignorancia.
No hay descanso del rol de madre. Estamos (y TENEMOS que estar) disponibles las 24 horas, los 365 días del año. Y siempre listas, atentas, descansadas, dispuestas a ser despertadas a cualquier hora, interrumpidas en el baño, avergonzadas en el supermercado, manchadas con bebida y comida (por no hablar de cosas peores) y todo esto sin perder la cordura y el buen semblante.
Realmente es así? Es obligatorio tener ganas de ver mil veces la misma película de dibujitos? Es obligatorio ver tu programa favorito entrecortado con "mamá, quiero esto", "mamá, quiero lo otro"?Que te obliga a aceptar que muchas cosas de tu vida las decida una personita que apenas se ve del piso?
Para mí, eso es AMOR. AMOR, y como no hay ninguno. Porque se puede amar a nuestros padres, a nuestros amigos, incluso a nuestra pareja, pero nunca descubrí un AMOR como el que se siente por un hijo.
Al que tanta contradicción trae a nuestra vida...
Al que nos la desordena y al mismo tiempo arregla todo con una sonrisa o un abrazo.

Duele amar de esta forma.

2 comentarios:

Ann dijo...

Gracias por esto, qué lindo cuando alguien más pone en palabras cosas que uno siente y jamás podría expresar de esta manera...
Un saludo

Vanesa (Mami de Juampi Donato Y Giulietta) dijo...

hay por favor que hermoso lo que escribiste, me muero!!!!!!

un beso