jueves, 12 de noviembre de 2009

La Pana

Siempre recuerdo mi infancia como maravillosa, porque realmente lo fue.
Fui afortunada de tener una gran familia, muy unida, y a pesar de ser hija única
nunca me sentí sola.

Mi mamá fue enfermera (actualmente es jubilada) así que desde bebé me dejaba al cuidado de quien fue mi segunda mamá y tal vez la persona más inolvidable que conocí: mi tía abuela "Pana". En realidad se llamaba Juana, pero como a mí no me salía el nombre cuando era chiquita, así quedó y así la conocía todo el mundo: "La Pana". Siempre vivió con nosotros, ya que jamás se casó.

Así que mis viejos trabajaban, y La Pana era la persona que me llamaba para ir al colegio, que me llevaba el desayuno a la cama, me peinaba, iba a mis actos escolares a arreglarme, me esperaba con la comida, nos hacía la merienda a mí y a mis amigas, me arreglaba las muñecas que rompíamos, y por supuesto, mi cómplice y compinche en todas mis travesuras de niña y más luego de adolescente.

De chica me pasaba a su cama cuando había tormenta, y leíamos la "Selecciones".

A ella le contaba de mis "amoríos", con ella tomábamos mate con mis amigas ya que todas la adoraban y la querían como a una abuela; veíamos todas las novelas habidas y por haber, me enseñaba de repostería, cocina, costura y a curar el empacho.

Ella se acordaba de cada cumpleaños, visitaba a todos los enfermos, ayudaba a los vecinos, allí estaba siempre con su buen humor, su alegría y sus "metidas", queriéndole arreglar la vida a todos.
Ella lo era todo para mí; y sé que yo era todo para ella, a pesar de que tenía nietos postizos y sobrinos para tirar para arriba.

Una noche, hace 5 años, salí como salía todas las noches en esa época, a juntarme con mis amigos en el ciber y en la sala de juegos, cosa que hacíamos a diario.
Recuerdo que ella me dijo "por qué no te quedas un poco en la casa... dejá de salir tanto". Y tenía razón... yo era bastante rebelde en esa época y literalmente no paraba en mi casa.
Saludé en general con un "chau" y salí.
A eso de las 12 de la noche me fueron a buscar al ciber mis primos, con urgencia, pero sin querer decirme que pasaba. A toda costa me querían llevar con ellos, y yo insistía en que me dijeran qué sucedía; pero nadie me decía nada. De repente, se me cruzó como un fogonazo por la cabeza: "La Pana"... y sin que me dijeran nada, lo supe.

Se había ido.

Tranquilamente, sin sufrir, apenas con un quejido, en su propia casa y en su cama. Como ella siempre lo decía, "sin ser una carga para nadie". Y Dios escuchó su pedido.
Desde ese momento me maldecí a mí misma por no haber estado, por no haberle podido dar un último beso y decirle cuánto la quería y todo lo que era para mí...
Pero luego atando cabos con otros familiares, por conversaciones que tuvieron con ella,entendí que ella sabía, que siempre supo que su fin estaba cerca y era un alivio saber que yo no la vería morir.

Y esté donde esté, no hay día que pase sin que piense en ella, sin que me pregunte por qué... sin que le pida que nos proteja.. y sé que está ahí...Pana y yo, en la foto de 1 año y meses.



5 comentarios:

Mami de Juampi, Donato Y Giulietta dijo...

bueno Valen, solo te dejo un abrazote fuerte y recorda todo lo hermosa que vivieste con ella...


valen, estas mas flaca ahora que al año y medio jejej

que hermosa eras!!!!!!

Malena dijo...

Hola, es la primera vez que visito tu blog y me hiciste llorar con la Pana... a mi también me cuidaba una ancianita y no la veo hace tres años porque me vine a Argentina... siento mucha nostalgia.

Valen dijo...

Gracias Vane. jejeje, la verdad era gordita, Maite es una espina!

Malena, gracias por visitar el blog y por tus palabras, espero que veulvas!
besos

BR dijo...

Valen,mis ojos están mojados,y solo pude recuperarme con tu post del amante.,.muy buenosssss gracia por no olvidarme

MAMUCHA SILVIA dijo...

A VECES SE NOS VAN ASI SIN AVISAR, CON MI ABUELA PASO LO MISMO , UN 24 DE DICIEMBRE, PERO ME QUEDA EL CONSUELO DDE QUE ESTA VELANDO POR MI EN ALGUNA ESTRELLITA, Y ASI SERA TU PANA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
ESTAN, EN AL GUN LADO ESTAN ¡¡¡
BESITOS

jueves, 12 de noviembre de 2009

La Pana

Siempre recuerdo mi infancia como maravillosa, porque realmente lo fue.
Fui afortunada de tener una gran familia, muy unida, y a pesar de ser hija única
nunca me sentí sola.

Mi mamá fue enfermera (actualmente es jubilada) así que desde bebé me dejaba al cuidado de quien fue mi segunda mamá y tal vez la persona más inolvidable que conocí: mi tía abuela "Pana". En realidad se llamaba Juana, pero como a mí no me salía el nombre cuando era chiquita, así quedó y así la conocía todo el mundo: "La Pana". Siempre vivió con nosotros, ya que jamás se casó.

Así que mis viejos trabajaban, y La Pana era la persona que me llamaba para ir al colegio, que me llevaba el desayuno a la cama, me peinaba, iba a mis actos escolares a arreglarme, me esperaba con la comida, nos hacía la merienda a mí y a mis amigas, me arreglaba las muñecas que rompíamos, y por supuesto, mi cómplice y compinche en todas mis travesuras de niña y más luego de adolescente.

De chica me pasaba a su cama cuando había tormenta, y leíamos la "Selecciones".

A ella le contaba de mis "amoríos", con ella tomábamos mate con mis amigas ya que todas la adoraban y la querían como a una abuela; veíamos todas las novelas habidas y por haber, me enseñaba de repostería, cocina, costura y a curar el empacho.

Ella se acordaba de cada cumpleaños, visitaba a todos los enfermos, ayudaba a los vecinos, allí estaba siempre con su buen humor, su alegría y sus "metidas", queriéndole arreglar la vida a todos.
Ella lo era todo para mí; y sé que yo era todo para ella, a pesar de que tenía nietos postizos y sobrinos para tirar para arriba.

Una noche, hace 5 años, salí como salía todas las noches en esa época, a juntarme con mis amigos en el ciber y en la sala de juegos, cosa que hacíamos a diario.
Recuerdo que ella me dijo "por qué no te quedas un poco en la casa... dejá de salir tanto". Y tenía razón... yo era bastante rebelde en esa época y literalmente no paraba en mi casa.
Saludé en general con un "chau" y salí.
A eso de las 12 de la noche me fueron a buscar al ciber mis primos, con urgencia, pero sin querer decirme que pasaba. A toda costa me querían llevar con ellos, y yo insistía en que me dijeran qué sucedía; pero nadie me decía nada. De repente, se me cruzó como un fogonazo por la cabeza: "La Pana"... y sin que me dijeran nada, lo supe.

Se había ido.

Tranquilamente, sin sufrir, apenas con un quejido, en su propia casa y en su cama. Como ella siempre lo decía, "sin ser una carga para nadie". Y Dios escuchó su pedido.
Desde ese momento me maldecí a mí misma por no haber estado, por no haberle podido dar un último beso y decirle cuánto la quería y todo lo que era para mí...
Pero luego atando cabos con otros familiares, por conversaciones que tuvieron con ella,entendí que ella sabía, que siempre supo que su fin estaba cerca y era un alivio saber que yo no la vería morir.

Y esté donde esté, no hay día que pase sin que piense en ella, sin que me pregunte por qué... sin que le pida que nos proteja.. y sé que está ahí...Pana y yo, en la foto de 1 año y meses.



5 comentarios:

Mami de Juampi, Donato Y Giulietta dijo...

bueno Valen, solo te dejo un abrazote fuerte y recorda todo lo hermosa que vivieste con ella...


valen, estas mas flaca ahora que al año y medio jejej

que hermosa eras!!!!!!

Malena dijo...

Hola, es la primera vez que visito tu blog y me hiciste llorar con la Pana... a mi también me cuidaba una ancianita y no la veo hace tres años porque me vine a Argentina... siento mucha nostalgia.

Valen dijo...

Gracias Vane. jejeje, la verdad era gordita, Maite es una espina!

Malena, gracias por visitar el blog y por tus palabras, espero que veulvas!
besos

BR dijo...

Valen,mis ojos están mojados,y solo pude recuperarme con tu post del amante.,.muy buenosssss gracia por no olvidarme

MAMUCHA SILVIA dijo...

A VECES SE NOS VAN ASI SIN AVISAR, CON MI ABUELA PASO LO MISMO , UN 24 DE DICIEMBRE, PERO ME QUEDA EL CONSUELO DDE QUE ESTA VELANDO POR MI EN ALGUNA ESTRELLITA, Y ASI SERA TU PANA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
ESTAN, EN AL GUN LADO ESTAN ¡¡¡
BESITOS