miércoles, 17 de diciembre de 2008

Reclámele a Magoya

Una de las peores cosas, creo, es tener malos vecinos.
Yo lo sufro desde que tengo memoria, sigo viviendo en el mismo lugar, y sigo teniendo los mismos vecinos que tenía cuando era chica.
Cuando eran chicos, porque eran "chicos", de adolescentes ni hablar, andaban desnudos afuera, drogados, borrachos, recuerdo que no me dejaban ni asomarme a la vereda por las cosas que hacían afuera...
Nos han hecho de todo. Desde tirarnos huevos a la casa, rompernos las bombitas de luz con rifle de aire comprimido (mi papá los agarró in fraganti), no dejarnos dormir con ruido de motos y música, hasta escupirle en la cara a mi mamá cuando salió a reclamarles una vez.
Hemos visto de todo, venta y uso de drogas, golpizas a sus mujeres, como por nombrar algunas.
Ahora ya son tipos grandes, uno tiene dos nenas, está separado y vaya Dios a saber por qué, él tiene la tenencia. Las nenas andan entre esa gente todo el tiempo.
Anoche eran las 2 am y estaban con un auto con música a todo trapo. Mis padres tienen la ventana que da a la calle, por ende de dormir ni hablar, llamaron a la policía y nunca apareció.
Resultado, mis viejos tuvieron que irse a dormir a una habitación que está desocupada, yo me dormí a las 4 y todavía seguía la "joda".
Este mediodía cuando mi viejo vino del laburo, estaba de nuevo esa lacra ahí, frescos como una lechuga, recién levantados.
Mi papá no aguantó más y se les fue al humo. Yo llamé a mi marido que se estaba cambiando para ir a trabajar para que lo frenara.
Les respondieron que no eran ellos, que esto, que lo otro... encima con una sonrisa en la cara... mi papá había traído un caño, un fierro pesado, les juro que creí que se lo iba a dar por la cabeza al "cabecilla", el peor asqueroso que puede haber.
Mi marido lo frenó, lo trajo para la casa, estaba fuera de sí, mi papá es el tipo más tranquilo y paciente que conozco, a veces por demás...
¿Qué se hace? Razonar es imposible con esta gente. Lo intentamos, les habló por las buenas muchas veces, hizo una exposición policial, y solo por unas semanas hubo paz... Nosotros somos gente tranquila que nunca jodimos a nadie y no sabemos lo que es poderse sentar en la vereda a tomar fresco...
¿Tiene que desgraciarse una persona honesta y trabajadora, ensuciarse las manos, ir preso por una porquería como esas?
No hay respuestas. Como siempre en este país, gana el delincuente, el vago, el de la vida fácil; y el que trabaja de sol a sol y no molesta a nadie, se tiene que levantar a la madrugada para irse a dormir a otra habitación.

2 comentarios:

Nataly dijo...

La verdad Valen que pobre tu papa, como lo entiendo, lo peor es que si le da un fierrazo en la cabeza el que va preso es tu papi y esa lacra queda ahi sonriente lo mas pancho...un sinverguenza, los comprendo, yo creo que esa gente no vale la pena ni que habite en este mundo, porque no creo que algo bueno hagan en su vida y no se si te diste cuenta pero viven mas que ninguna persona, parece que son de fierra, ni se enferman, como dice el dicho...hierba mala nunca muere!!!!

bueno amiga espero que esta noche la cosa este mas tranquila y todos puedan dormir en paz...besos y cuidate mucho!!!!

mama de juampi, donato y giulietta dijo...

Dios mio, que vecinos...

tranquila no podes hacer nada, espero que algun dia (cercano) se dejen de joder y maduren.
besitos

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Reclámele a Magoya

Una de las peores cosas, creo, es tener malos vecinos.
Yo lo sufro desde que tengo memoria, sigo viviendo en el mismo lugar, y sigo teniendo los mismos vecinos que tenía cuando era chica.
Cuando eran chicos, porque eran "chicos", de adolescentes ni hablar, andaban desnudos afuera, drogados, borrachos, recuerdo que no me dejaban ni asomarme a la vereda por las cosas que hacían afuera...
Nos han hecho de todo. Desde tirarnos huevos a la casa, rompernos las bombitas de luz con rifle de aire comprimido (mi papá los agarró in fraganti), no dejarnos dormir con ruido de motos y música, hasta escupirle en la cara a mi mamá cuando salió a reclamarles una vez.
Hemos visto de todo, venta y uso de drogas, golpizas a sus mujeres, como por nombrar algunas.
Ahora ya son tipos grandes, uno tiene dos nenas, está separado y vaya Dios a saber por qué, él tiene la tenencia. Las nenas andan entre esa gente todo el tiempo.
Anoche eran las 2 am y estaban con un auto con música a todo trapo. Mis padres tienen la ventana que da a la calle, por ende de dormir ni hablar, llamaron a la policía y nunca apareció.
Resultado, mis viejos tuvieron que irse a dormir a una habitación que está desocupada, yo me dormí a las 4 y todavía seguía la "joda".
Este mediodía cuando mi viejo vino del laburo, estaba de nuevo esa lacra ahí, frescos como una lechuga, recién levantados.
Mi papá no aguantó más y se les fue al humo. Yo llamé a mi marido que se estaba cambiando para ir a trabajar para que lo frenara.
Les respondieron que no eran ellos, que esto, que lo otro... encima con una sonrisa en la cara... mi papá había traído un caño, un fierro pesado, les juro que creí que se lo iba a dar por la cabeza al "cabecilla", el peor asqueroso que puede haber.
Mi marido lo frenó, lo trajo para la casa, estaba fuera de sí, mi papá es el tipo más tranquilo y paciente que conozco, a veces por demás...
¿Qué se hace? Razonar es imposible con esta gente. Lo intentamos, les habló por las buenas muchas veces, hizo una exposición policial, y solo por unas semanas hubo paz... Nosotros somos gente tranquila que nunca jodimos a nadie y no sabemos lo que es poderse sentar en la vereda a tomar fresco...
¿Tiene que desgraciarse una persona honesta y trabajadora, ensuciarse las manos, ir preso por una porquería como esas?
No hay respuestas. Como siempre en este país, gana el delincuente, el vago, el de la vida fácil; y el que trabaja de sol a sol y no molesta a nadie, se tiene que levantar a la madrugada para irse a dormir a otra habitación.

2 comentarios:

Nataly dijo...

La verdad Valen que pobre tu papa, como lo entiendo, lo peor es que si le da un fierrazo en la cabeza el que va preso es tu papi y esa lacra queda ahi sonriente lo mas pancho...un sinverguenza, los comprendo, yo creo que esa gente no vale la pena ni que habite en este mundo, porque no creo que algo bueno hagan en su vida y no se si te diste cuenta pero viven mas que ninguna persona, parece que son de fierra, ni se enferman, como dice el dicho...hierba mala nunca muere!!!!

bueno amiga espero que esta noche la cosa este mas tranquila y todos puedan dormir en paz...besos y cuidate mucho!!!!

mama de juampi, donato y giulietta dijo...

Dios mio, que vecinos...

tranquila no podes hacer nada, espero que algun dia (cercano) se dejen de joder y maduren.
besitos